¿Le encanta que le regalen flores pero nunca le duran? ¿Tiene que sustituir las flores de su jarrón muy a menudo porque se marchitan? A muchos les encanta tener flores y plantas decorando nuestra casa, pero no consiguen mantenerlas frescas durante mucho tiempo. Si bien es cierto, que no pueden durar eternamente, con estos consejos esperamos que consiga mantener las flores frescas, y los recuerdos también, durante el mayor tiempo posible.

1. Retire el envoltorio
¿Acaba de darse un capricho, o se lo han dado, en forma de ramo de flores? Los primeros pasos son importantes si quiere prolongar la vida de tu regalo. Hay que retirar el papel transparente en su totalidad y abrir bien las flores, así el aire podrá circular correctamente y las flores no tendrán problemas de transpiración. ¡Además, antes de colocarlas en un jarrón es recomendable rociarlas con agua!

2. Corte los tallos en bisel
Antes de colocar sus flores en un jarrón debe cortar los tallos uno por un en bisel, es decir, de forma diagonal. El corte lo puede hacer con cualquier tipo de tijeras o cuchillo, no es necesario que sean herramientas de jardinería. ¿El motivo? Aumentar la superficie por la que la flor absorbe agua y ayudarla a estar fresca durante más tiempo. ¡No olvide de repetir los cortes cada tres días! Así su ramo brillará durante más tiempo.

3. No ponga demasiadas flores en un mismo jarrón
Otro punto importante, y que muchas veces pasa por alto, es el número de flores que añadimos a nuestro jarrón o centro de mesa. Si bien es cierto que visualmente puede quedar mejor tener un jarrón con más flores, hacerlo reducirá su duración. Cuantos más ejemplares tengamos juntos, menos espacio dejaremos para que el aire circule correctamente y antes se secarán nuestras bellas flores. ¡Usa dos jarrones y tendrá doble disfrute!

4. Agua tibia
La temperatura del agua del jarrón en el que descansan las flores es vital para prolongar su vida, ¡y el agua tibia será su mejor aliada en este camino! Salvo en el caso de las flores con bulbo o las rosas, que se mantienen mejor con agua fría, el resto de flores absorberán el agua con mayor facilidad si es tibia.

5. No coloque su jarrón en sitios con corriente o con acceso a luz solar directa
Ya has diseñado y preparado un precioso ramo con el que deleitar su vista y la de tus invitados, ¿y ahora qué? Ahora debe encontrar el sitio perfecto para él, evitando las corrientes de aire y la luz solar directa. Las flores deben estar bien iluminadas pero alejadas de corrientes de aire, aires acondicionados y calefacciones altas para mantenerse bien hidratadas y no secarse con facilidad.

6. Cambie el agua cada dos días
“El agua es vida” es una de esas frases que has escuchado siempre, ¡y el agua limpia aún más! Sobre todo en el caso de los jarrones de flores. Acuérdese de cambiar el agua como mínimo cada dos días y de limpiar el jarrón cuando lo haga, así evita la proliferación de microorganismos y bacterias dañinas para las plantas.

7. Corte las hojas que queden sumergidas
¿Hay hojas sumergidas en mi jarrón? Además de cambiar el agua de manera frecuente, debemos prestar atención a las hojas que queden bajo el agua. Es importante que corte esas hojas y quitar las flores que se vayan cayendo, ya que pueden convertirse en un foco de infección.

8. Utilice conservante o alimento para flores
Hay ramos de flores que llevan un pequeño sobre en el que pone “alimento para flores”. Si su ramo lo tiene, y vierta su contenido en agua tibia, la temperatura y su alimento te permitirán conservar su ramo fresco aún más tiempo. En caso de no tener ningún sobre de ese estilo, ¡no se preocupe! También puede añadirle nutrientes y sales minerales usando conservantes caseros.
Un cucharada de azúcar en el agua alimentará tus flores y una de vinagre blanco evitará las baterías. Además, puede añadirle al agua una aspirina, o un poco de Sprite/7 Up para aportar nutrientes y sales minerales.

es_CRSpanish
es_CRSpanish
Añadir al carrito
Abrir chat
¿En que podemos ayudarle?
Hola,
¿En qué podemos ayudarle?
Powered by